lunes, 17 de septiembre de 2012

Deva. Llega el otoño

Muy buenas gente:

Ya estamos en Setiembre. Vaya como pasa el tiempo, parece que fue ayer cuando empezaba el verano y ya lo estamos acabando. Este mes es el primero del otoño, preludio del invierno. La carretera de Deva se va alfombrar de las hojas que los robles dejan caer, hojas amarillentas iluminadas por una luz mucho menos intensa que la del verano. La vida en Deva no termina en el otoño, simplemente se transforma, dejan de llenarse los merenderos, la gente ya no pasea como antes por sus caminos, los veraneantes se van de los hoteles hasta la primavera siguiente pero... llegan a los establecimientos hoteleros los comerciales para hacer un alto en el camino y descansar acunados en el suave murmullo de la brisa otoñal o las parejas que buscan pasar una noche romántica aprovechando las ofertas de esos días y las ganas de acurrucarse entre las sábanas, los aficionados a los merenderos se quedan dentro del bar disfrutando de una buena fabada o una parrillada de carne; a los caminos de la parroquia llegan los obreros municipales con la intención de hacer tareas de mantenimiento mientras contemplan el paso del ganado en su cambio de prados.

Senda Otoño.
Senda del Peñafrancia en otoño

Con el otoño llega la recogida de las manzanas para hacer sidra, es normal en este tiempo escuchar las conversaciones de la gente mientras se recoge el fruto de los manzanos y según se avanza en el tiempo se oyen las varas golpeando los árboles para tirar las manzanas, bastir o dimir la manzana se llama esta tarea. La brisa del otoño entra entre los manzanos de la Rionda y sube hasta La Vinada para meterse entre los eucaliptos del Quintanal para ir hasta el Rio Secu después de parar un poco en Campu Xuanes.


Dimir
La recogida de manzana se llama pañar manzana.

¿Qué más cosas ocurren en el otoño en Deva? Si pasais cerca de los llagares de Deva podeis oir los ruidos de la maquinaria trabajando y es que es llego el tiempo de mayar la manzana. Mayar es prensar el fruto para extraer el mosto que una vez fermentado se convierte en la sidra que se degustará en la propia casa o en cualquiera de las sidrerias de Deva o de Gijón / Xixón.


Lagar.

Moderno lagar de sidra


Durante esta estación del año también se recogía la castaña, bien para ser tostada o para pelarla y cocerla y con leche servir de desayuno. Ahora ya no se recogen castañas como cuando hace años que era típico el ver gente recogiendo este fruto en cualquiera de los castañeos que había por Deva, quizás el más importante fuese el del Roxu en el barrio de El Pedroco.

Castañeu.



Rara era la casa que en sus alrededores no tuviese un castaño.

Otra tarea importante en el otoño es la recogida del maíz que no consiste sólo en recolectar las mazorcas si no que también hay que cortar la planta. La parte de arriba de la planta, la más tierna, sirve de alimento para el ganado y la más dura se ata en montones para ir echandolo poco a poco a las vacas tras cortarla en trozos más pequeños para facilitar su consumo.

Deva en otoño se llenaba de maizales listos para su recogida

Hasta aqui el otoño que se puede vivir en Deva y en cualquier parroquia asturiana. Es la época del año que más me apasiona y por eso he querido dedicar este post a la seronda o el tardíu como se conoce a esta estación del año en Asturias.

Si te parece que puedes aportar algo más no dudes en escribir a: lafuente.deva@gmail.com

Porque Deva tiene mucho para contar.


3 comentarios:

Min dijo...

Hola Berto. Tu entrada del blog me a traído a la mente recuerdos de mi infancia cuando iba con mi padre y hermano a recoger castañas a un castañeu que hay subiendo la cuesta del Chabolu a la izquierda. No se si será el mismo del Roxu que citas. Lo que si sé es que las castañas estaban buenísimas asadas por mi madre en la cocina de carbón y tomadas con un tazón de leche. Un saludo. Min

Berto Arias dijo...

Hola Min. Muchas gracias por tu comentario. No, no es el mismo. El del Roxu que yo digo está no muy lejos, en la zona que llaman Faro.

Monica dijo...

Precioso lugar.

Publicar un comentario

Muchas gracias por cada uno de vuestros comentarios.
Porque Deva tiene mucho para contar.